La Eyaculación Precoz (EP) fue inicialmente vista como un problema de índole psicológico y durante décadas sólo se trató a través de terapias de conducta y cognitivas. Posteriormente, los tratamientos farmacológicos como la prescripción de medicamentos y preparaciones de uso tópico empezaron a extenderse.

La EP, tanto la de toda la vida como la adquirida, es más bien una condición médica de etiología orgánica/neurobiológica que puede ser tratada. Si la EP es causada por otra enfermedad (por ejemplo, por una prostatis crónica no diagnosticada), el tratamiento de esta patología tendrá efectos positivos en el de la EP. Incluso en el tratamiento de la EP de toda la vida existen distintas opciones prescritas por el médico. En cualquier caso, la consulta a un especialista es altamente recomendado para un correcto diagnóstico y tratamiento.

 

Additional information