La EP es una condición médica que puede tratarse, sin embargo, debe evitarse la automedicación ya que no contribuye a un correcto diagnóstico de la causa etiológica y se corre el riesgo de seguir un tratamiento inadecuado. 

La EP es una condición médica que puede tratarse, sin embargo, debe evitarse la automedicación ya que no contribuye a un correcto diagnóstico de la causa etiológica y se corre el riesgo de seguir un tratamiento inadecuado.

Obtener información sobre una condición médica es muy importante pero también lo es seleccionarla de una fuente fiable. Consultar webs de asociaciones científicas o entidades respaldadas por ellas puede aportar una información útil y fiable acerca de temas médicos. No obstante, únicamente un doctor está capacitado para identificar las causas (ya sea si es una EP primaria o secundaria), seleccionar y prescribir los tratamientos más adecuados para solucionar el problema. Por ello, consultar la opinión de un experto es fundamental incluso puede considerarse una obligación. Asimismo, también debe tenerse en cuenta que muchos de los tratamientos disponibles son a través de prescripciones médicas, por lo que se debe andar con cuidado con webs que venden fármacos sin prescripción alguna, ya que suelen ser farmacias online ilegales que venden medicamentos falsos.

Tomar medicamentos genuinos es importante, en primer lugar, por tu salud y bienestar, pero también para tu propia seguridad, ya que se ha demostrado que las medicinas falsificadas contienen substancias dañinas para nuestro organismo. Por todo ello, deben comprarse siempre productos prescritos en farmacias acreditadas y de confianza o bien en farmacias online que estén certificadas (hay que tener cuidado  ya que las farmacias online están legitimadas, y por lo tanto, certificadas y seguras, tan sólo en algunos países).

Internet es el mayor mercado pero también el menos regulado en todo el mundo. A pesar de la existencia de farmacias online autorizadas (nota: la venta de fármacos online no es legal en todos los países), existen otras muchas webs sin licencia en las que ocultan fármacos falsificados entre las medicinas legales. En el 50% de los casos, el comercio de medicamentos en Internet a través de sitios web ilegales que esconden su dirección física han resultado ser un fraude. Asimismo, un informe elaborado por la European Alliance to Access for safe Medicines (EAASM) descubrió que el 62% de las medicinas compradas online eran de una calidad inferior o falsas, y a menudo contenían sustancias no declaradas con gran potencial para dañar nuestra salud.

Según las últimas estimaciones, las ventas globales de medicinas falsificadas están valoradas en más de 75 billones de dólares, habiéndose duplicado en sólo 5 años, entre el 2005 y el 2010. Numerosos estudios también han identificado una gran cantidad de webs que suministran medicamentos con receta sin tenerla y gente que los compra a pesar de ser consciente del peligro que éstos conllevan para la salud.

"Los medicamentos falsos forman parte del gran fenómeno de medicamentos de calidad dudosa. La diferencia es que estos productos están de manera deliberada y fraudulenta sin etiquetar para ocultar su identidad y procedencia. Se realizan falsificaciones tanto de productos de marca  registrada como genéricos, y pueden ser productos que contienen ingredientes correctos pero un envase adulterado, con ingredientes incorrectos en cantidades insuficientes o excesivas del principio activo”. (Definición de la ORGANIZACIÓN Mundial de la Salud, OMS)

"Las medicinas de calidad dudosa  son productos cuya composición e ingredientes no reúnen las correctas especificaciones científicas y que son consecuentemente preparaciones inefectivas y peligrosas para el paciente. Los productos falsificados pueden ocurrir como resultado de negligencia, error humano, insuficiente mano de obra y/o financiación, o falsificación”. (Definición de la ORGANIZACIÓN Mundial de la Salud, OMS.

¿Qué riesgos conlleva la ingesta de medicamentos falsificados? Un individuo que toma un medicamento falsificado se pone en riesgo por la gran cantidad de consecuencias negativas que tiene para nuestra salud. Los pacientes pueden experimentar inesperados efectos secundarios, reacciones alérgicas, o incluso un empeoramiento de su condición médica. Un gran número de productos falsificados no contienen principios activos y en su lugar contienen sustancias inertes que no le aportan ningún beneficio al paciente. Los productos falsificados también contienen ingredientes incorrectos, dosis inapropiadas de los ingredientes correctos, o bien ingredientes dañinos.

La manera más segura de obtener medicamentos genuinos es acudir al médico para que te prescriba él mismo el fármaco y lo puedas conseguir en cualquier farmacia de calle con licencia, o bien en internet a través de una farmacia autorizada. Es aconsejable consultar una lista de farmacias online legales facilitada por las autoridades locales (ten en cuenta que las farmacias online no son legales en muchos países). Asimismo, abstente de comprar productos en webs que no dispongan de número de registro, dirección física y número de teléfono, ya que las farmacias online dedicadas a la falsificación no cuentan con este tipo de información.

 

Referencias
  1. Althof SE, et al. J Sex Med. 2010;7(9):2947-69.
  2. Atikeler MK, Gecit I, Senol FA. Andrologia 2002;34(6):356-9.
  3. Broderick GA. J Sex Med 2006;3(4):295-02.
  4. Buvat J. J Sex Med 2011;8(Suppl 4):316–27.
  5. Donatucci CF. J Sex Med. 2006;3(Suppl 4):303-8.
  6. Wespes. EAU Guidelines on ED and PE 2013.
  7. El-Nashaar A, Shamloul R. J Sex Med. 2007;4(2):491-6.
  8. Gallo L, Perdonà S, Gallo A. J Sex Med. 2010;7(3):1269-76.
  9. Giuliano F, et al. BJU International 2008;102 (6):668-75.
  10. Giuliano F, Clement P. Eur Urol 2006;50 (3):454-66.
  11. Graziottin A, Althof S. J Sex Med 2011;8 Suppl 4:304-9.
  12. Halvorsen JG, et al. J Am Board Fam Pract 1992;5:51-61.
  13. FDA. http://www.fda.gov/Drugs/DrugSafety/ucm169898.htm
  14. ScienceDaily. http://www.sciencedaily.com­ /releases/2012/02/120222093503.htm
  15. Jannini EA et al. Sessuologia Medica. Trattato di psicosessuologia e medicina della sessualità. Elsevier Masson Ed. 2007
  16. Jannini EA, Lombardo F, Lenzi A. Int J Androl 2005;28 Suppl 2:40-5.
  17. Jannini EA, Porst H. J Sex Med 2011;8 Suppl 4:301-3.
  18. Jannini EA, Simonelli C, Lenzi A. J Endocrinol Invest 2002;25(11):1006-19.
  19. Aumann EO, Paik A, Rosen RC. JAMA. 1999; 281(6):537-44.
  20. Limoncin E, et al. J Urol 2013;189(5):1830-5.
  21. Lindau ST, et al. N Engl J Med 2007;357:762-74.
  22. Masters WH, Johnson VE. Human sexual inadequacy. Boston: Little Brown; 1970:92–115.
  23. McCarty EJ. Core Evidence 2012;7:1-14.
  24. McMahon CG, et al. J Sex Med 2008;5:1590–06.
  25. McMahon CG, et al. J Sex Med 2011;8:524-39.
  26. McMahon CG, et al. J Sex Med 2013;10(1):204-29.
  27. Montorsi F. J Sex Med 2005;Suppl 1:8, ABS PS-3-1.
  28. Porst H, et al. Eur Urol 2007;51(3):816-23. discussion 824.
  29. Porst H. “Premature Ejaculation”. In: Porst H, Reisman Y (eds):The ESSM Syllabus of Sexual Medicine.Medix Publishers,Amsterdam 2012; pp 547-595.
  30. Revicki V, et al. Health and Quality of Life Outcomes 2008;6:33.
  31. Rosenberg MT, Sadovsky R.Int J Clin Pract. 2007;61(6):903-8.
  32. Screponi E, et al. Urology 2001;58(2):198-202.
  33. Shabsigh R, Rowland D. J Sex Med 2007;4 (5):1468-78.
  34. Sotomayor M. J Sex Med 2005;2(2):110-4.
  35. Waldinger MD. Drugs 2007;67 (4):547-68.
  36. World Health Organisation. ICD-10;1992. p. 355–356.
  37. EAAS. The Counterfeiting Superhighway report. http://www.eaasm.eu.

Additional information